Aconcagua

Es imposible hablar de Mendoza y no nombrar la cordillera de los Andes y su mítico cerro Aconcagua, destino preferido de miles de escaladores y caminantes de todo el planeta que llegan hasta aquí para hacer cumbre en la espectacular mole de piedra.

Pronunciar la palabra "Aconcagua" es nombrar con cierto orgullo la montaña más alta del mundo después de las de la cordillera del Himalaya. Con sus casi 7.000 metros de altura, recibe cada año entre 6 y 7 mil andinistas durante los meses de verano, quienes intentan llegar a su cumbre nevada.

Vista aérea del Aconcagua

El Aconcagua tiene dos picos que ofician de cumbre: el más alto, denominado Norte, con 6.962 metros sobre el nivel del mar; y el Sur, de 6.930 metros sobre el nivel del mar.

La memoria colectiva durante años le dio a la cumbre una altura de 6.959 metros, pero hoy, gracias a la incorporación de nuevos elementos de medición de alta tecnología, sabemos que la montaña en realidad tenía 3 centímetros más.

El cerro forma parte del Parque Provincial Aconcagua y no es necesario ser escalador para disfrutarlo. Basta con tener ganas de conocerlo para acercarnos hasta su base por una de las más vistosas rutas del país y una vez allí disfrutar su inconfundible silueta, la misma que hoy se conmemora en la moneda de un peso argentino.

En la montaña, el éxito no siempre es hacer cumbre. Y el Aconcagua encierra un mundo propio: sus preparativos, anécdotas y demás momentos mágicos difíciles de encontrar en otros atractivos de la naturaleza.

Solo hay que llegar hasta allí.

Pablo Etchevers Pablo Etchevers

Aconcagua, moneda bicentenario Mirador del Aconcagua Mulas cargueras Plaza de mulas Puente colgante camino al Aconcagua Aconcagua, Parque Nacional Aconcagua Laguna Espejo, Aconcagua Ascenso al Aconcagua Centro de visitantes 
ariguazu

AR Mendoza - Información de turismo en Mendoza © 2014

Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723